Marcos de hormigón

Los marcos de hormigón consisten en elementos de hormigón armado cuya geometría rectangular es de gran versatilidad. Con ellos, se realizan construcciones de distinta naturaleza y para una gran variedad de tareas.

Generalmente, este tipo de elementos de hormigón se usan en construcciones que necesitan ser duraderas, resistentes mecánicamente y capaces de resistir las filtraciones de fluidos persistentes.

Estos marcos se fabrican utilizando el hormigón de áridos de tipo normal o ligero, y suelen necesitar armaduras de acero. Cada elemento de su composición se encuentra acabado desde un punto de vista estructural, con la finalidad de combinarse para conformar la pieza completa en longitud y capacidad que se necesitan.

Los marcos pueden construirse completos, denominándose monolíticos, o pueden fabricarse en elementos simples que se ensamblarán más adelante en el lugar donde se va a necesitar el marco de este material.

¿Para qué se utilizan los marcos de hormigón?

Este tipo de elementos, diseñados normalmente con una sección rectangular, se utilizan para crear espacios de diverso tamaño por debajo del nivel del suelo.

La finalidad de estos espacios artificiales puede ir desde crear vías de transporte o diseñar grandes espacios de almacenamiento, a crear amplias galerías para el mantenimiento de cables, sistemas de drenaje para obras, construcción de pasos bajo vías de tren o servir de pórticos para cubrir distintos tipos de servicios.

Este tipo de elementos siguen siendo imprescindibles en toda clase de obra industrial y a la hora de llevar a buen término muchas obras de carácter civil. La mayoría de las vías de transporte, incluyendo vías de tren, de tranvía, carreteras y autopistas, suelen requerir en algún punto de estos elementos.

En Prehormisa somos expertos en la fabricación de marcos de hormigón y otros tipos de prefabricados de este material. Contacte con nosotros para obtener más información sobre nuestros servicios.